El Cacique barrió a la Calera

En el olvido quedó la eliminación de Colo-Colo de la Copa Chile, se vino el descanso, nuevas caras en el plantel, remember de antiguos amores, nuevos desafíos como jugar los octavos de final de la Copa Libertadores y por supuesto volver con todo al Campeonato Nacional y acortar la distancia con el líder en la tabla de posiciones.

Llegó el turno del cuadro albo y el encuentro esta vez fue en el estadio Sausalito de Viña del Mar, ante los caleranos que venían mostrando un muy buen desempeño a lo largo del campeonato, los que se encuentran en la parte alta de la tabla. Pero tuvieron que presenciar la partida de su figura máxima Bryan Fernández.

No era un escenario fácil, pero los dirigidos de Héctor Tapia se habían armado bien para llegar a enfrentar este partido, hubo incertidumbre en algún momento, por la tardía llegada del pase de la figura Lucas Barrios. Sin duda el más esperado, los ojos de los hinchas y de todos estaban puestos en él y en la dupla que haría con el goleador Esteban Paredes.

Pero teniendo en cuenta también, que los caleranos se podían haber vistos desfavorecidos  con la partida de sus dos grandes figuras como lo eran Bryan Fernández y la del portero y seleccionado chileno, Arias. Finalmente, cualquier cosa podía pasar…

Todo listo y dispuesto, el primer tiempo, Colo-Colo con mayor posesión de balón, pero sin mayor profundidad debido a la buena disposición táctica de los hombres de Calera, que se replegaron de mitad de cancha hacia atrás, tratando de salir rápido en la contra.

En la segunda mitad, los albos empujaron más, sacaron un volante de contención y en su lugar colocaron a pajarito Valdés un poco más adelantado, siendo este último el responsable y autor de varias situaciones de peligro en Colo-Colo.

Para luego encontrarse con el gol, el esperado, ansiado y anhelado gol de “La Pantera” Lucas Barrios en offside, lo que permitió que los dirigidos de Víctor Rivero adelantaran sus líneas. Esto conllevó a que Esteban Paredes encontrara un espacio y sellara el partido con el segundo gol para los albos.

Quizás la línea de tres volantes de contención fue exagerada y en este partido se vio reflejado en las pocas ocasiones creadas.

Pero hay que quedarse con lo bueno, nos quedamos con los tres puntos, acortamos distancia y no puedo dejar de resaltar la llegada de Lucas Barrios, que además debutó con un gol, que alegró a todos los colocolinos y espero también que esto sirva como embrión anímico, para lo que resta de torneo y para el trascendental encuentro por Copa Libertadores ante Corinthians.

Más artículos

Santa Cruz y Colo Colo empatan en Curicó

El equipo de la sexta región consiguió el empate...

Everton toma ventaja en Copa Chile

El cuadro de Viña del Mar venció 2-1 a...

Fanáticos compartieron con jugadores de la UC en experiencia Neo QLED 8K de Samsung en Falabella

Jugadores de Universidad Católica compartieron con fanáticos en experiencia...