Las 50 preguntas a Leandro Cañete: “Cuando salí de la U me prometí volver al club para ser el arquero titular”

Sus inicios en el fútbol se deben a que su padre lo llevó al campo de juego a partir de los seis meses de vida, en donde su progenitor jugaba de arquero en un equipo amateur.

Debido a eso y al gran amor que tiene por su padre, a quien define como su ídolo siempre jugó en la posición de arquero. Un día un captador de jugadores de Universidad de Chile se fija en las condiciones que tenía y lo invita a que se vaya a probar al club de sus amores.

Desde el año 2006 que Cañete como le dicen sus amigos, comenzó su historia con U. De Chile en donde vivió momento buenos y malos. Cuando sale de la “U” se juramentó volver al equipo que le entregó todo, para ser el arquero titular. Tiene una hija de seis años llamada Aranza, la cual son sus ojos y su motivación principal para conseguir todos sus objetivos dentro del fútbol, en donde dice que está en el trabajo de su vida.

1.- ¿Quién es Leandro Cañete?

Hombre de 25 años. Apasionado por el fútbol, en donde trabajo en lo que más me gusta que en este caso es el fútbol. Soy padre de una niña llamada Aranza que tiene seis años. En cuanto a mi faceta como papá, soy un padre presente en donde ella es lo más importante de mi vida.

2.- ¿Qué edad tenías cuando supiste que sería padre?

Tenía 20 años cuando la mamá de mi hija me dio la noticia que seríamos padres. No fue fácil. Pero lo tomé de gran manera. Ser papá me hizo crecer mucho como persona, ya que hasta ese minuto veía la vida de otra forma, y al llegar ese acontecimiento tomé un rol más maduro. La llegada de mi hija me sirvió mucho, ya que hubo un antes y un después debido a que cambié mucho dejando muchas cosas de lado y enfocándome 100% en el rol de ser papá.

Leandro y su hija Aranza.

3.- ¿Dónde te criaste?

Fui criado en una población en Maipú, llamada: “La San Luis”. En esa época mi familia arrendaba, pero tiempo más tarde mi papá se compró una casa en la misma comuna, pero en el sector de “La Rinconada”. En el 2009 mis papás se separaron, en donde tome la decisión de irme a vivir con mi papá a la comuna del “El Bosque”.

4.- Tus inicios en el fútbol ¿Hubo alguien que te impulsará?

Siempre jugué a la pelota, en la posición de arquero. Mi papá fue la persona que me incentivó a jugar en el arco. Él jugaba en la posición de arquero en una liga amateur, y me cuenta que desde los seis meses me llevaba a la cancha, en donde me dejaba atrás del arco entre medio de unos bolsos en los cuales me hacía una, y cuando había un tiro de esquina favor de su equipo me iba a ver si estaba llorando o me mudaba ¿Era bueno tu papá en el arco? Era bueno el viejo, si atajaba (risas). Me crie con la imagen de mi papá como arquero. Siempre andábamos juntos para todos lados.

5.- ¿De qué club eres hincha?

Sí todos lo saben (risas). Soy hincha de Universidad de Chile, hubo un tiempo que participaba mucho con la barra de la “U”.

6.- ¿Quién era tu ídolo de la infancia?

Oliver Khan, ex arquero alemán. Pero mi mayor ídolo fui mi papá, ya que desde pequeño me crie viéndolo jugar a la pelota. También mis dos grandes referentes son Johnny Herrera y Claudio Bravo. 

7.- ¿Te probaste en otro equipo antes de llegar a Universidad de Chile? ¿Siempre te probaste como arquero o hubo otra posición?

Sí, ya que comencé a los 9 años a jugar en la sub13 de Coquimbo Unido en las escuelas que se encontraban aquí en Santiago. Hubo una vez que jugué contra la “U” en donde perdimos 7-0, pero ataje dos penales (risas). Siempre me probé de arquero.

8.- ¿Cómo llegas a Universidad de Chile?

A raíz de lo que comentaba anteriormente, en donde decía que había enfrentado a la “U”, en aquel partido tuve un buen desempeño, entonces el papá del Cristóbal Vergara (cadete de U. De Chile y actual defensa de Deportes Temuco), quien en esa época trabajaba en el caracol azul, se contacta conmigo porque le gustó como jugué en ese partido.  Lo primero que me pregunta es mi edad, le dije que tenía 9 años, y él me pregunta por qué jugaba en la sub13, la explicación de porque estaba ahí era por mi estatura. Él me dice que me fuera a probar a la “U”, en donde estuve todo el 2005 entrenando. En el 2006 ingresé de forma oficial. Tuve el privilegio de ser entrenado por Cristian Mora, Leiva y Romero, también por Héctor Hoffens y Robles y Marcelo Peña.

Leandro en sus inicios en Universidad de Chile.

9.- ¿Algún apodo?

Cañete, manota o cachete.

10.- ¿Cómo fue tú relación con Johnny Herrera mientras estuviste en U. De Chile? ¿Te ayudaba con implementos o consejos?

Muy buena. Aparte de compartir con él en la “U” también compartimos en la selección cuando estaba Sampaoli. Johnny sabe lo que amo al “bulla”, incluso mientras estuvimos en el “Romántico Viajero” él pedía realizar los precalentamientos conmigo. Quiero decir que Herrera, fue muy buena persona conmigo, ya que siempre me ayudó con implementos, consejos etc. Cuando me veía en el CDA, me decía muéstrame las manos, se las mostraba y me decía esto está roto, se enojaba y medio entre risa y serio, me decía ya toma y me entregaba guantes nuevos; otras veces me preguntaba ¿Cuánto calzas? Y me regalaba zapatos de fútbol entre otras cosas. Todos dicen que é tipo es pesado, pero es porque no lo conocen. Él tiene una personalidad seria, pero es una tremenda persona, un muy buen compañero. Siempre se portó bien conmigo. Incluso a principio de año jugamos un amistoso, en donde el se acercó a conversar conmigo y me expresó lo feliz que estaba que estuviera este 2020 en Santiago Morning.

11 .- ¿Johnny Herrera o Miguel Pinto?

(Risas). Obviamente que Johnny Herrera. No hay por donde. Johnny es un hombre que ama a la “U” por sobre todas las cosas.

12.- ¿Crees que fue injusta la salida de Johnny Herrera de U. De Chile?

Sí. No hubo ningún respeto por un ídolo del club. Me parece que la forma en como lo despidieron, que fue a través de Instagram con una foto con todos los títulos que había ganado, no fue la manera. Él ganó cuantos campeonatos, superclásicos que están en la memoria de los hinchas, entonces se merecía un partido de despedida. Espero que pueda volver a la “U” y despedirse como corresponde.

Leandro Cañete y Johnny Herrera en la Selección Chilena

13.- ¿Disputaste un partido de titular en el primer equipo de U. De Chile?

No debuté. Solamente fui citado a siete partidos, en la era de Martín Lasarte. Él siempre me consideró en el equipo en todo lo que realizaba, charlas técnicas, entrenamientos etc. En esos años, uno valoraba mucho esas instancias en el primer equipo. Durante el 2014 fui el tercer arquero de la “U”, en donde salimos campeones y disfrute mucho ese título, ya que fui parte del plantel.

14.- ¿Viviste momentos difíciles en U. De Chile?

Mi momento más difícil es cuando dejó la “U” en el año 2016. Fue muy triste, porque en ese minuto sería papá y me quede sin contrato, lo que significaba que me quedaba sin trabajo.

15.- ¿Por qué saliste de U. De Chile? ¿Saliste en bueno términos?

Mi salida fue una decisión netamente dirigencial. Ronald Fuentes, fue quien me sacó. Las razones que me dio, fue que la nueva administración que llegaba querían a otro arquero que precisamente no era yo. Cuando me dan la noticia, lo único que pedí fueron los derechos de formación. Salí de buena forma, porque no discutí con nadie. Fue triste salir de la “U”, es una pena que llevó dentro hasta el día de hoy. El día que salí, me puse como objetivo volver a la “U”. Luego de mi salida, me concentré mucho en mi hija, que fue quien me ayudo a tapar esa herida que sentía en aquel momento.

16.- ¿Qué le faltó a Leonardo Cañete para consolidarse en U. De Chile?

Madurez. Siempre he reconocido que en ese minuto era muy inmaduro. Por otra parte, participaba mucho en la barra de la “U” lo que me quitaba bastante tiempo, y esa fue una de las cosas que me jugó en contra. Otro de los factores que me perjudicó fue mi personalidad, ya que siempre digo todo de frente, pero en ese momento tenía el problema que no sabía como decir las cosas. Varias veces tuve conflictos con diferentes personas por tener esa actitud. Era muy arrebatado, y además molestaba que un joven de 20 años tuviera esa personalidad tan fuerte. Con el tiempo maduré y entendí que debía ser prudente para decir las cosa.

17.- ¿Qué es lo que falta para que Leandro Cañete vuelva a Universidad de Chile?

Falta jugar mucho más, sumar minutos, tener un buen rendimiento y por sobre todo experiencia. Debo tener un buen rendimiento en el equipo que me encuentro actualmente, como es Santiago Morning, donde debo consolidarme con buenas actuaciones para volver a la “U”.

18.- ¿Sigues los partidos de U. De Chile?

Voy al estadio (risas). Hasta antes de la pandemia, iba siempre que podía y me sentaba en el sector de marquesina ¿Por qué no vas a galería? Me conozco, soy muy desordenado, así que prefiero evitar problemas, ya que fui barrista y tengo varios conocidos ahí.

19.- La pregunta del millón ¿Jugarías en Colo Colo?

Me lo han preguntado varias veces (risas). Mi respuesta siempre ha sido ¡NO! Si un día Colo Colo, me ofrece una alta suma de dinero, diría que no. No es un sueño jugar ahí, además que tengo códigos. Todos saben mi amor por la “U”, ya que tengo una historia en el club, barrista y mi familia entera es de hincha del bulla. Para mi sería traicionar mis valores si aceptara jugar ahí. Además que tampoco estaría feliz ahí, porque es un lugar que no quiero.

20.- ¿Quiénes fueron tus amigos en las inferiores de U. De Chile?

Kevin Romos, Matías Aguilar y Rodrigo Echeverría, debido a que somos de la misma generación y siempre jugamos en el equipo equipo.

21.- ¿Alguna anécdota que hayas vivido en cadetes de Universidad de Chile?

Ninguna anécdota en cadetes. Pero si tengo una historia muy buena con Rodrigo Echeverría y la barra de la “U”. Cuando se jugó la final de vuelta del año 2011 entre la “U” y la “Católica”. Con el “Eche”, no teníamos entrada para ese partido. El partido era a las 17:00 y el “Eche” me llama por teléfono a las 14:00 y me dice: ‘vamos al estadio’, y yo le digo no tengo entrada, y el me dice yo tampoco: ‘pero vamos igual, yo se que entramos’ y le digo vamos. Nos juntamos y nos fuimos hasta Av. Matta, llegamos y nos quedamos en un paradero esperando micro, el asunto es que pasa un bus que venía lleno de hinchas de la católica (risas). Se bajaron a pegarnos, te juro que nunca había corrido tanto como lo hicimos esa vez, y literalmente corrimos por nuestras vidas, si andábamos vestidos de pies a cabeza con indumentaria de la “U”. En un momento se detiene una camioneta y nos dice cabros súbanse, eran hinchas de la “U” que nos salvaron. Con el “Eche nos miramos y dijimos de la que nos salvamos. Llegamos al estadio, y nos bajamos tiritando, imagínate todo lo que nos había pasado (risas). Entramos por Carlos Dittborn y comenzamos a buscar a alguien que nos dejará entrar al estadio, de todos los profes que nos encontramos nadie tenía entrada, nos decían váyanse para la casa. Y nosotros decíamos pucha. En esa época teníamos 15 años. En un momento miro al “Eche” y le digo demos la vuelta al estadio, vamos a entrar si o si, saltando vaya lo que sea, y acuérdate de mi, la “U” será campeón, yo tenía esa convicción, imagínate si nos salvamos que nos mataran (risas). Dimos la vuelta al estadio completa, nos peleamos con guardias de seguridad para pasar rejas, cuando estábamos dentro nos encontramos con las tías que nos daban almuerzo y ellas nos ayudaron a entrar al estadio, pero nos faltaba un acceso más para ingresar, cuento corto saltamos rejas hasta que llegamos a marquesina y y nos encontramos con el utilero de la “U” y le contamos toda la historia. Nos mira y dice ya vengan, diré que son utileros de la “U”, comenzamos a caminar y nos dice ya súbanse a este camión, entramos en un camión hasta la puerta de camarines, en donde nos bajamos con unas bolsas. Finalmente logramos entrar, y nos ubicamos en marquesina cuando la “U” iba 1-1, nos vamos al entretiempo y le digo a Echeverría vamos a ser campeones y me dice si. Después en el entretiempo nos fuimos a camarines y dijimos que éramos futbolistas profesionales, el guardia no quería dejarnos entrar, pero entramos igual. Imagínate que terminamos viendo el partido en la boca del túnel azul, y celebrando el 4-1 con todos los jugadores de la “U” y dando la vuelta olímpica (risas). Siempre le dije a Echeverría que esta tarde la “U” sería campeón. Lejos es una de mis mejores historias.

22.-  Fuiste sparring con Jorge Sampaoli en Brasil 2014 ¿Cómo fue tu experiencia en la selección?¿Fuiste también parte de su proceso en su paso por la “U”?

Él me escogió para que fuera parte de sus sparring para el mundial de Brasil 2014. Me decía, te crees a Claudio Bravo pendejo (risas). Tuve una muy buena relación con él. Esa experiencia tiene una doble historia, ya que tuve que escoger entre ir a un sudamericano o al mundial. Hugo Tocalli que era el entrenador de la roja sub20 de esos años, me recomendó como arquero de los sparring a raíz de que su hijo, Martín Tocalli era el preparador de arquero de la Selección adulta. Entonces él me dice, elige entre ir al sudamericano o mundial, le pregunte cuál era la mejor opción y el me dice, ir a un mundial es la oportunidad que tienes y lo puede vivir solo una vez en tu vida. Él me aconseja que vaya al mundial debido a que son cada 4 años y es una posición privilegiada, ya que podía ocurrir que si iba al sudamericano quizás no jugaría, o quizás si, pero la experiencia de vivir un mundial era única. Sin duda que no me arrepiento de haber tomado esa decisión.

23.- ¿Cómo fue la experiencia en Brasil 2014?

Estuve un mes en Brasil. Ha sido la experiencia más linda que un jugador de fútbol puede vivir de estar en un mundial. La disfrute muchísimo. Tuve la oportunidad de recibir los consejos de Claudio Bravo, en donde me dijo que con los pies tuviera una buena pegada, de hecho desde ahí mejore mucho más el tema del golpe con los pies.

Leandro Cañete de sparring en Brasil 2014.

24.- ¿Alguna historias curiosa vivida en el mundial?

Sí. Anduvimos súper bien como sparring. Un día “X” me llama un brasileño haciéndose pasar por representante de “X” cosas, Beausejour realizó el llamado en donde me dice que le gustaría trabajar conmigo, ya que había visto que acortaba buenos centros al igual que Bravo, yo decía ya, y me pregunta te interesa y le comenté que sí. Entonces me dice mañana te dejaran unas cosas en Toca Raposa, para que las pruebes y después nos juntemos a firmar contrato. Al otro día recibo la caja, que decía mi nombre, la abro y habían unos zapatos de los años 70 de color negro amarrados con unos nudos ciegos, unos guantes quirúrgicos inflados escrito con el Nº1 Cañete y unos calcetines rotos. Estaban todos muertos de la risa, y me decían: ‘que te creí, que un representante te iba a llamar. Si eres súper malo’. La broma la hizo Valdivia, Orellana, Pinilla, Beausejour entre otros. Imagínate como me molestaron (risas). Pero lo que más me llamó la atención, que si te molestan es porque ellos se fijaban en la forma de entrenamiento de uno, por algo me hicieron la broma a mi (risas).

25.- Antes de dedicarte 100% al fútbol ¿Trabajaste en algún lado?

Sí. Como iba a ser papá necesitaba trabajo, así que busque y trabaje durante dos años de reponedor en el Líder para Carozzi. Esto fue en el año 2016, en donde también encontré equipo para jugar como fue: “La Pintana”, entonces entrenaba en la mañana de 09:00 a 11:00 y después por las tardes trabajaba. Fue una experiencia muy bkm. Tuve la suerte que mi jefe era barrista de la “U”, así que siempre me acomodó los turnos para que pudiera entrenar y trabajar. También trabajé durante dos años como repartidor de pizzas en Papa Johns.

26.- ¿Cómo fue tu experiencia en Deportes Recoleta?

Maravillosa. Es un club al cual quiero mucho, estuve durante tres años ahí. Los dirigente siempre se portaron bien con nosotros, son personas bastante humanas ya que siempre nos pagaron al día, se preocupaban del plantel nada que decir. En cuanto al cuerpo técnico, era muy bueno. Me quedo con los mejores recuerdos de ese club.

27.- ¿Cómo se dio tú paso de Deportes Recoletas a Santiago Morning?

Por un partido amistoso que realizamos entre Recoleta y Santiago Morning. En ese momento fui del gusto del técnico y dirigentes, ya que ellos andaban buscando un arquero joven, que tuviera buen porte y que apurara al titular. Firmé un contrato por dos años. Ha sido una muy buena experiencia.

Leandro Cañete entrenando en Santiago Morning (Foto Santiago Morning)

28.- ¿Cuál es la diferencia entre Segunda y Primera B División?

Ninguna. La única diferencia, es que los partidos de la “B” se transmiten por CDF. Pero en cuanto al resto, tenemos complejos deportivos parecido de entrenamientos, indumentaria e implementos. Por otra parte, también en la “B” se juega en estadios profesionales. Ambas divisiones son muy competitivas, un ejemplo es que en Segunda está jugando Gonzalo Fierro, en Deportes Colina, entonces eso demuestra que son competitivas.

29.- ¿Tienes amigos que el fútbol te haya dejado?

Tengo cinco amigos que el fútbol me dejó. Miguel Ángel Pinilla, desde los 11 años que nos conocemos en donde nos enfrentamos en la sub11, es mi hermano de la vida, es maravillosa la amistad que tenemos. También está Kevin Romos, Matías Aguilar, Vicente Starikoff ellos son de las inferiores de la “U”, y tengo otro que Gonzalo Mendiburos que es de U. Católica. Son personas con las comparto hasta el día de hoy. Otro jugador que quiero mucho, y que siempre que viene a Chile lo recibo en mi casa es, Guzmán Pereira tenemos una gran amistad.

30.- ¿En tus ratos libres qué haces generalmente?

Coordino el tema de las fechas para visitar a mi hija. Hace dos semanas terminé un curso de inglés el cual estuve realizando durante un año y medio. También pasó tiempo junto a mi polola, con quien comenzamos hace un poco más de un año la relación, junto a ella tenemos una tienda, en donde vendemos alfajores, en la cual nos ha ido bastante bien. Otra de las cosas que hago, es que entreno de forma personalizada martes/jueves durante las tarde todo lo que tiene que ver con mi posición de arquero. Y estoy próximo a iniciar un entrenamiento en la parte física los lunes y miércoles junto a otros profesor.

31.- ¿Cómo es la relación con tu hija?

Súper cercana. Mi hija, son mis ojos. La amo con mi vida y en el fondo todo lo que hago es para ella. Converso muchas las cosas con ella, desde pequeña que le he ido entregando confianza, espero que el día de mañana ella me cuente sus cosas ¿Le gusta el fútbol? Le encanta el fútbol, y por sobre todo irme a ver jugar. Cuando se podía ir a los estadios, siempre iba.

Leandro Cañete junto a su polola y su hija Aranza.

32.- ¿Te proyectas en la selección chilena?

Sí. Estoy trabajando para eso. Y si no estoy ahí, es porque me falta seguir madurando, jugar mucho más y técnicamente jugar con ambos pies. Obviamente en la actualidad le pegó con los dos pies, pero mi objetivo es pegarle como lo hace Claudio Bravo.

33.- Después de retirarte del fútbol ¿Te gustaría estudiar?

Me gustaría ser entrenador de fútbol, es lo que pienso ahora, pero puede que con el tiempo cambié de opinión. Lo que sí, me gustaría seguir ligado con el fútbol.

34.- ¿Te proyectas en Europa?

Difícil. Pero, créeme que siempre está el sueño de llegar ahí. Mi sueño es jugar en Argentina, porque siempre me han gustado el tema de las barras, ya que soy bastante apasionado ¿Algún equipo en particular? En Cualquiera, River, San Lorenzo, Boca, Racing, no me identifico con ninguno, pero ellos siempre están jugando Copas Internacionales y eso es muy motivador. Pero si se da una posibilidad en México o cualquier otro país, obviamente que la tomaré.

35.- ¿Cómo lo hace con el amor y fútbol?

Ella es súper apañadora. Cuando estaba en Recoleta, me iba a ver a todos los partidos, ya que le gusta el fútbol ¿La ha llevado al estadio? Sí, su primera vez  en un estadio fue conmigo, cuando me acompañó a ver un partido de U. De Chile. En donde además le encantó la barra de la “U”. (risas).

36.- ¿Qué te parece la situación de los jóvenes que eligen irse antes de un club? Caso Luis Rojas ¿Más bien les falta orientación?

Cuando tu ves que tienes a un chico que es súper bueno para la pelota, y no es considerado en el equipo titular, lo mejor que el equipo puede hacer es venderlo para que él pueda tener opciones de jugar en otro lugar. Cuando ocurren estas situaciones los hinchas no entienden estas situaciones, debido a que no se ponen en lugar de la persona, pero deben entender que ellos lo único que quieren es jugar.

37.- ¿Qué hacen tus papás? ¿Tienes hermanos (a) ?

Mi papá trabaja de radiotaxis y mi mamá trabaja en un casino de la empresa Sodexo.

Tengo dos hermanas mayores, soy el menor. Tengo una hermana que vende por Instagram cosas se sexshop (se pone nervioso y comienza a reírse). Y otra hermana que es parvularia.

Leandro junto a sus sobrinos y su hija.

38.- ¿Qué técnico te ha marcado en tu carrera?

Jorge Sampaoli. No fue mi técnico pero fui sparring en la selección con él y vi la forma en como trabajaba, y realmente es muy motivador trabajar con él. Sus entrenamientos son de alto rendimiento, si no rindes, no juegas, es así de simple. También Fabián Marzuca, el entrenador que tuve en Recoleta.

39.- ¿Cómo evalúas la vuelta del fútbol con la pandemia?

Positiva, ya que se han tomado los resguardos necesarios. Tenemos dos o tres PCR por semana, debido a los partidos. Fue complejo todo esto, ya que nos encontramos de repente con esta pandemia, en donde esperamos que salga pronto una vacuna para que el público pueda volver a los estadios, ya que son bien fomes los partidos sin gente.

40.- ¿Te tocó vivir de cerca la pandemia, algún familiar que se contagiara?

Sí, mi cuñado se contagió por su trabajo. Pero no teníamos contacto con él, debido a que vive en otra comuna.

41.- ¿Tú día más feliz y día más triste dentro del fútbol?

Mi día más feliz, fue cuando Chile salió campeón de la Copa América, debido a que lo viví dentro de la cancha, ya que era sparring, ese proceso fue muy hermoso, por como lo vivieron todos los chilenos, ya que se transformaban las calles cuando jugaba la selección. Simplemente algo muy hermoso. Mi día más triste, cuando salgo de U. De Chile.

42 – ¿Cuál fue el peor entrenador que tuviste?

En Deportes La Pintana. Una pena, porque ese entrenador falleció durante la pandemia por el Covid-19. No recuerdo el nombre del técnico, pero era muy vieja escuela. Una vez se lesionaron los dos laterales derecho que tenía el equipo, y nos juntó a todos y nos dice: ‘muchachos se me lesionaron los dos jugadores, que wea vamos hacer (risas). Y pregunta quien se atreve a jugar de lateral derecho, y dos chicos dicen yo profe, y dice ya hijo se puso buena esta cosa. Ya chiquillos, esto es lo que vamos hacer una competencia, vayan a la mitad de la cancha, el primero que llegue a mi será el titular. Imagínate como estaba el equipo, todos gritando. En mi mente decía esto no puede ser posible, y estos niños que fueron a la mitad del campo tenían 20 años, lo único que querían era jugar. Se para el profe toca el silbato y grita ‘ahora’, ambos corrieron obviamente uno ganó y fue el titular. Cuando ocurrió esa situación sentí vergüenza de estar ahí (risas al momento de contar la historia).

43.- ¿Cuál es el mejor equipo para ti, tanto en primera como en segunda división?

En primera división, Católica obviamente que está jugando muy bien, ya que tienen un tremendo equipo. Y en primera B, Ñublense está puntero pero no me convencen aún, el que me gusta es Magallanes porque tiene un juego colectivo.

44.- ¿El mejor insulto qué te han dicho en cancha y el qué tú hayas dicho?

No tengo un insulto, en donde haya dicho algo a otra persona a lo más malo c@#/… Lo que sí, a mí me han dicho de todo, fíjate que en un partido cuando estaba en Recoleta nos enfrentamos a Malleco en donde estábamos peleando el descenso y perdiendo 2-0. Imagínate si perdíamos bajábamos de categoría, cuando Malleco nos hace el 2-0 toda la banca se me va encima, en donde no se puede reproducir todo lo que me dijeron. (risas). No respondí, porque llegó un compañero y me separó. Después en el minuto 80, hicimos el 2-1, y a los 90 empatamos el partido, lo que significaba que nos salvábamos del descenso. En ese minuto fui yo, y les grité de todo a la banca de Magallanes, en donde les dije quienes son los que se van a tercera. (risas).

45.- ¿Cuál es tú principal cualidad y defecto?

Me considero una buena persona, ya que soy buen papá, hijo pareja y amigo. Me defino como alguien solidario y preocupado por el resto. Mi principal defecto, es que soy muy enojón, pero he ido trabajando eso para no perder la paciencia tan rápido. 

46.- ¿Cómo lo pasaste durante la pandemia? ¿Pensaste que se podía acabar la competencia futbolística?

Súper bien. Lo único malo de esta pandemia, fue que no pude estar el día del cumpleaños de mi hija. Aunque igual me escape con un permiso y la fui a saludar (risas). Estuve con mi polola, vimos hartas series, harto fútbol, dormí, me cuide físicamente y también entrené. En cuanto al tema del fútbol, siempre supe que volvería, pero estaba la incertidumbre de cuando sería el momento. Gracias a Dios volvió.

47.- ¿Cómo crees que ha funcionado el VAR?

Sin comentarios mejor. Acá no funciona como en Europa, siento que se pierde mucho tiempo entre una jugada y otra, además que le quita emoción al fútbol cuando de repente hay un gol se celebra y dicen se debe revisar el VAR y lo anulan. Siento que el fútbol se pierde mucho.

48.-  ¿Cómo nace la idea de crear una escuela de fútbol?

La idea nace, cuando trabajé hace unos años de reponedor en el Líder para la empresa Carozzi y luego de repartidor de Pizza en Papa Johns. A partir de eso me di cuenta, que me gustaba mucho trabajar, o sea ocupar mi tiempo. Entonces como era bastante conocido en las redes sociales, lanzamos una escuela de fútbol para adultos. Primero partimos con arqueros, y me di cuenta que en el lugar donde entrenábamos me quedaba bastante espacio, entonces decidimos enseñar en las diferentes posiciones. Fue una experiencia muy linda, que me gustó mucho.

49.- ¿Quién te formó como arquero en U. De Chile?

Andrés Vargas fue nuestro formador de arquero en las inferiores de la U. Él nos formó desde los 11 años hasta los 19 a mi, a Gonzalo Collao y Nelsón Espinoza. Pero el entrenador que me sacó rendimiento, fue Eduardo Azargado, quien me subió al primer equipo. Me dio mucha pena cuando supe que se fue de la “U”. Una de las cosas que me más me queda de él, es que siempre me decía el arquero del “bulla” tiene que ser especial, o sea con carácter, pero esto no basta con entrenamiento, sino que con el día a día de cómo tú te formas y piensas. Sus consejos siempre fueron maduros y ahora le tomo el peso de todo lo que me decía, si le hubiese hecho caso, imagínate estaría en la “U” ahora. Le tengo mucho cariño a él.

50.- ¿Tus proyecciones para el 2021?

Antes de mencionar mis proyecciones del 2021, mi prioridad Nº1 es ser el titular del equipo durante este 2020. Y en el 2021 consolidarme en Santiago Morning o en equipo que sea. Esas son mis metas en el ámbito deportivo. 

Ficha técnica:

Leandro Enrique Cañete Sepúlveda

Nacimiento: 22/03/1995 en Maipú, Región Metropolitana.

Inferiores: Universidad de Chile

Primera: U. De Chile (2014-2015), La Pintana (2015/2016), Deportes Recoleta (2017/2019) y Santiago Morning (2020).

Selección Nacional: Sparring Selección Adulta (Mundial Brasil 2014). Sparring Selección Adulta (Copa América 2015 en Chile).

Títulos (1): Apertura 2014 (U. de Chile).

Observaciones: Durante el año 2015 mientras jugaba en Deportes La Pintana, tuvo un trabajo como reponedor del supermercado Líder para la empresa Carozzí, debido a que sería padre.

Más artículos