Huachipato se adapta al trabajo en casa

El día de ayer, a través de una tele conferencia de prensa, pudimos conversar con el delantero del equipo acerero, Juan Sánchez Sotelo, quien se refirió a la actualidad que viven como club, su situación en cuarentena y la situación del país.

Debido a la situación que se vive en el país, a raíz de la pandemia mundial por covid-19, los equipos del fútbol chileno han adaptado sus formas de trabajo, pero no solo en lo que respecta a poder comunicarse con el plantel, sino que también en jugadas y entrenamientos, por lo que están realizando sus entrenamientos entre 4 paredes y así frenar en alguna medida efectos provocados por no tener movimiento futbolístico en las canchas.

Juan Sánchez Sotelo, el jugador de Huachipato, ha seguido desde su casa el trabajo que se planea con el cuerpo técnico de los acereros.

Señala que es difícil en lo anímico, pero que el equipo es responsable y deben seguir en movimiento para así mantenerse bien físicamente y pasar el tiempo para que no se convierta en algo monótono. “Hoy en día, lamentablemente, este trabajo (el fútbol) pasa a segundo plano, y hay otras prioridades que son la salud y nos tenemos que acoplar a eso”.

Con respecto a lo que ocurre en su país natal, Argentina, donde se encuentran sus padres, y donde existe una cuarentena total, el delantero comparó lo que se está viviendo acá en Chile y señaló que “creo que estamos, en lo personal, en una situación donde yo por un tiempo pararía completamente hasta que empiece a bajar la curva, como la llaman, y empiecen a bajar los casos. Yo creo que hoy en día hay que priorizar la salud porque nosotros no lo vamos a sufrir, pero si la gente mayor está más expuesta a esto”.

En cuanto al tema económico, que, en el caso de algunos equipos de la zona, como Ñublense y otros nacionales, es incierto, para Sánchez Sotelo y sus compañeros está zanjado con la directiva de club, quienes les aseguraron tranquilidad con sus sueldos. “Creo que es una cuestión de buscar el mejor desenlace para todos. No comparto, sin saber la economía de los clubes, que jugadores queden libres en estos momentos, porque tienen una familia que mantener, gastos y la verdad es una situación que hasta junio debería mantenernos a todos, que es lo que está estipulado (…) Yo no comparto la forma en que se liberan a los jugadores de Ñublense, sabiendo que uno detrás tiene una familia que mantener”.

Pensando en la vuelta al fútbol, para poder cerrar el campeonato, cree que es una idea de protección el jugar sin público. “Hay que tratar de evitar la aglomeración de gente. Estaría dispuesto, no es lo ideal, y siempre cuando ninguno corra riesgo de contagio, yo volvería a jugar”.

Finalmente, el delantero comentó que la vuelta será un volver a empezar, ya que “este parate nos perjudica a todos, a nivel futbolístico. No es lo mismo entrenar entre cuatro paredes que entrenar al aire libre, no es lo mismo hablar de táctica que practicar la táctica. Yo creo que lamentablemente todo lo que veníamos mejorando se va a frenar, va costar volver a empezar”.

Más artículos